El árbol de la vida

Publicado: 20/11/2015 en Cuento
Etiquetas:


Para Any.

Con mucho esfuerzo logró subir a lo alto de un árbol de 16 metros. Al llegar a la cima se recostó sobre una de sus ramas. De pronto, todo comenzó a ponerse muy obscuro y, en algún momento, perdió la movilidad inquieta y alegre que la caracterizaba.
Algunos animalitos, al ver lo que ocurría, la acompañaron para que no estuviera sola, cada uno desde su propio árbol. La alentaban a seguir adelante pues decían que, si continuaba escalando el árbol seguiría creciendo.
Pasó un tiempo y ella seguía sin poder escalar; hasta que cierto día, los animalitos vieron que de aquel árbol brotaba una bella mariposa, la cual voló y voló más allá de la rama más alta. Voló tan alto que llegó hasta donde habitan los seres de luz y habló con ellos para pedirles que cuidaran a todos aquellos que estuvieron a su lado durante su ascenso al árbol de la vida.
Dicen que el árbol se secó, pues había cumplido su objetivo; sin embargo, algunos animalitos continúan regándolo y que, en ocasiones, son visitados por una linda mariposa. Algunos la reconocen, otros no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s