Que Dios te lo pague

Publicado: 21/07/2015 en Relatos Cortos
Etiquetas:


Doña Cecilia recibió los transvales [1] que le compró Ernesto. Eran para su nieto, por eso tuvo que pedirle el favor a alguien con credencial de estudiante.
—Muchas gracias, Neto —dijo la anciana—, que Dios te lo pague.
En cuanto terminó la frase, apareció un ángel con una libreta en la mano y se dirigió a ella:
—Lo siento, Dios ya no puede tener deudas con los seres humanos, usted tendrá que pagar los favores que le hagan de ahora en adelante, esperamos que con las reformas la humanidad sea más responsable.
Después desapareció y doña Cecilia le regaló una manzana al joven.
Desde entonces ella compra fruta en el tianguis, para retribuir de alguna manera a quien le hace algún favor.

[1] Los transvales son unos boletos de descuento del 50% en el transporte público de Guadalajara, Jalisco (México). Los pueden adquirir estudiantes, profesores, personas con discapacidad y de la tercera edad. En el caso de estudiantes y profesores, tienen que presentar una credencial vigente que acredite su pertenencia a una institución educativa.

Anuncios
comentarios
  1. herreiere dice:

    Voy a comenzar a buscar a toda la gente de que me debe dinero.

    Le gusta a 1 persona

  2. Jajajajajaja ya decía yo que lo ibas a subir, está muy bueno. En verdad me gustó.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s