Chuck Strauss

Publicado: 04/06/2015 en Relatos Cortos
Etiquetas:, , , , ,


Su nombre es Chuck Strauss, viste chamarra negra de piel, jeans, lentes oscuros, botas y playera blanca. Adivinaron, es rockero y claro que tiene una banda, él es el vocalista; le encanta ser la figura arriba del escenario y que las mujeres se derritan cuando lo ven cantar, porque es cierto que el cantante atrae más chicas que los demás integrantes, casi siempre.
Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, también tiene que ganarse la vida, es por eso que trabaja en un taller mecánico en donde arregla motocicletas; por supuesto Chuck tiene una y con ella lleva a pasear a Alice, con quien comenzó a salir hace poco, nada serio, sólo busca llevársela a la cama para poder alardear con sus amigos que se acostó con la hija de su patrón, el dueño del taller.
Esa noche es el momento esperado, acordaron verse a las ocho en punto en el parque que está cerca de sus casas. Ella llegó puntual y esperó la asistencia de su… ¿novio?, no sabía que relación tenían pero, si hoy iban a hacer el amor, tenían que ser novios, ¿no?
Cinco minutos después, escuchó el ruido de una moto, era él, su amado Chuck Strauss.
—Perdona la demora, ¿nos vamos?
—Claro.
Subió a la parte trasera y se abrazó fuertemente de él.
Unos minutos más tarde, habían llegado a un motel de calidad media, era todo lo que su sueldo de mecánico y rockstar en formación podía costear.
—¿Cómo te sientes? —preguntó Chuck.
—Nerviosa, es mi primera vez.
—¿En un motel?
—No, señor Strauss, soy virgen.
—No eres la única.
—¿Tenías que darme esa información?, gracias por decirme que no soy la primera novata del sexo a la que te tiras —le recriminó Alice llorando.
—No me refería a eso, quise decir que yo también lo soy.
—Pero tienes una fama de mujeriego.
—Debo conservar mi estatus, es bueno para la banda. Además, que me bese con todas no quiere decir que con todas termine en la cama.
Alice no supo cómo contestar a eso, le daba gusto ser la primera con la que llegaba tan lejos, pero le disgustaba saber que sus labios ocupaban el lugar vetúasabercuál, eran cientos quizá.
Al final se dijo a sí misma que lo importante era la calidad, por lo que su boca buscó la de él y le dio el mejor beso de todos.
Posteriormente, él le besó el cuello mientras ella se excitaba cada vez más. Le quitó la blusa, chupó sus pezones, se quitó la camisa y no tardaron en estar desnudos.
Bien, querido lector, omitiré los detalles posteriores, pues no quiero parecer voyeurista o seguidor de una tendencia reciente. Sólo diré que después del acto, la pareja se fue a un tokin de la banda de Chuck, en donde interpretaron una canción que decía más o menos así:

Baila nena,rock and roll.
Baila nena, en mi colchón.
Con nadie te irá mejor,
Ven y hagamos el amor.

Este es el relato introductorio de una saga titulada Lekteremia, la cual esta basada en Lekters, agrupación de la que formé parte. Pueden escuchar la canción aquí.
Sumado a esta serie de relatos, se encuentran las entradas complementarias:

Adashyla, texto emotivo en donde Chuck Strauss se limita a ser el narrador.

Sueño de Risperidona, caso que no sucede en el universo Lekterémico, sino que fue real sólo con nombre distinto del personaje.

NOTA: los relatos de la saga estarán escritos de manera que puedan leerse sin conocer las otras partes, así como los textos complementarios. Claro que a mí me encantaría que leyeran todos.

Anuncios
comentarios
  1. Qué tal…. ya te andas con tú también con eso de los universos. Mira que hay un millón de problemas de continuidad que te podrían suceder eh. Si no me crees pregúntale a King con su torre oscura o, para no ir tan lejos, a DC cómics con su más grande fracaso: sus New 52.

    P.D. No le veo yo lo malo a contar lo que ocurre, cual voyeurista. ¿No somos eso los escritores? 😛

    Le gusta a 2 personas

    • Jean Rush dice:

      Jeje si, por eso mi blog se llama Universos Jean Rush, unos se mencionan más que otros, incluso se escribe sobre este, en el que vivimos. Espero tener cuidado con los detalles. Y sobre lo del voyeurismo fue para darle privacidad a los personajes, no vaya a ser que se nieguen a aparecer por estos rumbos wordpressianos.

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s