De políticos y otros animales

Publicado: 31/05/2015 en Opinión
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Estamos en campañas electorales y la ciudad está inundada con propaganda de los candidatos, pero más que propuestas nos llenan con guerra sucia en contra de los contendientes a vencer, porque claro ¿quién invertiría tiempo y dinero en desprestigiar a los menos favorecidos por el voto?
Varios escritores se han dado a la tarea de dedicar entradas a este fenómeno y Jean Rush no iba a ser la excepción. En esta ocasión se trata de fragmentos de la novela en la que estoy trabajando, donde el personaje principal es Tito, un niño de diez años que lo cuestiona todo.
Se trata de una clasificación, como lo dice el nombre de la entrada, sobre políticos y otros animales.

Comencemos con los grillos, que son esa clase de políticos que hacen ruido para que te percates de su presencia e incluso tratan de convencerte para que apoyes a su partido, de ahí el término grillar. También es el nombre de unos animalitos que podemos escuchar principalmente en la noche, sólo que estos últimos no piden tu voto, sólo “cantan”.

Unos muy parecidos a los grillos que “cantan”, son los chapulines, que para avanzar lo hacen dando saltos, así como sus homónimos de la política que brincan de partido en partido para avanzar en su carrera. Los primeros tratarán de escapar de ti, si te les acercas; los segundos, intentarán ganarse simpatizantes que comparten otras ideologías.

Continuamos con las ratas, esa clase que gusta de robar recursos públicos y negarlo, aunque en ocasiones tienen el cinismo suficiente para admitir sus hurtos. No deben confundirse con los roedores del mismo nombre que viven en las alcantarillas, ya que suelen vivir en las zonas más favorecidas, a diferencia de las que caminan en cuatro patas. Cabe mencionar que el sueño de estos funcionarios es llegar a ser como Mickey Mouse.

Toca el turno de los cerdos, aquellos que cometen un sinfín de cochinadas sin importarles nada, total, ya están embarrados de mierda. Suelen ser representados en las caricaturas de los periódicos con cabezas de animales que gustan de revolcarse en el lodo, pero son especies muy diferentes.

Cabe mencionar que todos estos tipos de políticos son como perros, ya que se la viven detrás del hueso y lamiendo partes impúdicas a sus superiores para quedar bien con ellos. Al contrario que los de cuatro patas, estos no son los mejores amigos del hombre.

Por último, es necesario aclarar que pueden existir cruzas entre especies y las crías suelen ser más peligrosas, además fueron los primeros en contar con protección del gobierno al otorgarles el fuero. En cambio, para sus tocayos, apenas se están aprobando leyes de protección animal, las cuales por cierto incluyen la prohibición de animales en los circos.

Sin embargo, queda reflexionar con la pregunta que hace Tito en mi novela:
—Si quieren circos sin animales, ¿por qué siguen permitiendo políticos en el circo de la democracia?

Anuncios
comentarios
  1. icástico dice:

    En Espña predominan las ratas, no sin haber sido antes grillos, chapulines, cerdos y perros. Muy buena clasificación, Jean. Saludos.

    Le gusta a 2 personas

  2. Ivonne Zmery dice:

    Jajajajaja me encantó. Es como una enciclopedia de zoológico político D:
    Me gusta cómo escribes 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. herreiere dice:

    Mas valen perros y chapulines, que ratas y cerdos.
    Yo por eso esta semana me voy a dedicar a burlarme de la política,

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s