El extraño caso del libro de Alejandro Heimer

Publicado: 14/05/2015 en Insectos comunes
Etiquetas:,

El extraño libro de Alejandro Heimer

15 de Mayo de 2015. Guadalajara, Jalisco, México.
Por Jean Rush.

Para conmemorar el Día Internacional del Libro y los Derechos de Autor, en semanas pasadas han surgido propuestas interesantes, desde ferias de libros en sitios públicos, lecturas en plazas del Centro de la ciudad, hasta los que han regalado algunas de sus obras, entre otros eventos. Dentro del marco de esta festividad, nos hemos encontrado con un caso muy curioso, una creación llamada Cuentos para recordar, del escritor Alejandro Heimer.

Dicha recopilación tiene dos particularidades: la primera es que irónicamente no puede recordarse después de ser leída; y, en segundo lugar, las palabras de las últimas páginas van desapareciendo conforme el lector va avanzando, como si las hojas fueran perdiendo la memoria.

Actualmente, el libro se encuentra en el primer lugar de ventas de las librerías más importantes del país. Usted se preguntará ¿por qué comprar algo que no podré leer y mucho menos recordar? La respuesta es simple: sus características son la mejor mercadotecnia, ya que millones de personas se lo han tomado como un reto y afirman que recordarán perfectamente las historias. Otros, lo han adquirido movidos por la ambición, esperando toparse con un ejemplar que conserve intacta su tinta para poder presumirlo a sus amigos o venderlo a un gran costo.

Como en toda historia, no falta quien afirma que en su cerebro se encuentran almacenadas perfectamente las narraciones del autor y que comienzan a contarlas por una módica cantidad de dinero. Sin embargo, no son más que charlatanes que han aprovechado el fenómeno para sacar algo de provecho económico.

Por otro lado, también han aparecido personas ingeniosas que buscan maneras ocurrentes de hacer posible la lectura, desde los que han leído sin seguir el orden del índice, hasta los círculos de escritores que se repartieron los cuentos para copiarlos e integrarlos al final, con la creencia de que lograrían compilarlos. Tal es el caso de los Insectos comunes, quienes se dieron cuenta de que tenían un montón de hojas blancas como producto final. Además sus miembros aseguran haber tenido problemas con la transcripción, como los fallos de sus bolígrafos, el café derramado en los cuadernos y documentos digitales extraviados.

Tanto ha sido la polémica que decidimos entrevistar al autor para que nos diera algunas respuestas a nuestras interrogantes.

Entrevistador: Buenos días, Alejandro.
Alejandro Heimer: Puedes llamarme Alex.
E: Muchas gracias, Alex. Primero que nada, queremos agradecerte por haber accedido a esta entrevista.
A: Al contrario, es un placer.
E: Dínos, ¿Cómo fue que comenzaste a interesarte en eso de escribir?
A: Verás, cuando terminé la universidad, empezó a llamarme la atención abrir un blog y ahí empecé. Fue hasta meses después que mis lectores me impulsaron a escribir un libro.
E: Imagino que fue Cuentos para recordar, ¿cómo se te ocurrió la idea?
A: ¿De qué me hablas?

Este es mi resultado del segundo ejercicio del círculo de escritores Insectos Comunes, es también el segundo que hago. La idea era hacer un prólogo o un artículo de un libro imposible en 570 palabras. Espero les guste.

También les dejo el enlace para que lean los textos de mis compañeros del grupo:

Contactos reales, páginas de mantequilla, Toni Cifuentes

Principios algebraicos para comprender al sexo opuesto, Herreire (Cerdo Venusiano)

Diario de un sexador de pollos, Esther

Pan duro; el consuelo de los necios, de Alicia Ilich Zaitsev, Manu LF

Rock and troll con corbata, de Terry Prechett, LaRataGris

‘Presidente, servidor, ciudadano’. Un libro imposible, Benjamín Recacha

Artículo de un libro imposible: “El tiempo”, de Nietzschebach Le Munro de Circonio, Daniel Centeno

Anuncios
comentarios
  1. danielagzn dice:

    Muy bueno! Tu cuento te quedó como algo que hubiera hecho un Borges postmiderno y preocupado por el impacto mediático de sus artefactos imposibles.

    Le gusta a 1 persona

  2. herreiere dice:

    Yo y una amiga intentamos grabarnos mientras leiamos el libro en voz alta. Cuando reproducimos el video, lo que teniamos era una porno.

    Le gusta a 1 persona

  3. […] El extraño libro de Alejandro Heimer (por Jean Rush) […]

    Le gusta a 1 persona

  4. Excelente ejercicio. El mejor texto que te he leído.

    Le gusta a 1 persona

  5. Muy bueno. 🙂 Te enlazo, si es que no lo hice ya. No lo recuerdo…

    Le gusta a 1 persona

  6. […] El extraño caso del libro de Alejandro Heimer. Jean Rush […]

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s