El asaltante amable

Publicado: 18/04/2015 en Relatos Cortos
Etiquetas:,

De todos los asaltos (e intentos) de los que he sido víctima, hay uno en particular que quiero compartir con ustedes.
Cierto día, acompañé a Miguel (mi carnal),  alias “El Toro” (por lo que se imaginarán su complexión física) a comprar unos tenis en una tienda de la Avenida Revolución, casi esquina con la Calzada Independencia. Desafortunadamente no encontramos el modelo que estábamos buscando y nos dirigimos al Mercado Libertad (mejor conocido como San Juan de Dios).
Al ir caminando por la calzada, se nos aproxima un joven y me dice:
– Carnal, ¿me prestas 15 “varos” para mi camión?
En ese entonces, el transporte público tenía la tarifa de $5 pesos, por lo que yo contesté:
– Pero no cobra tanto.
– Si, pero miren – respondió – yo podría “tumbarlos” y correr, pero obviamente ustedes son dos y querrán ir detrás de mi, pero como hace calor me voy a cansar muy rápido, por lo que me van a alcanzar y me van a golpear para vengarse y obligarme a que les devuelva sus cosas. Entonces, pista evitarnos todo esto… ¿me dan sus pertenencias, por favor?

Después de su exposición de lógica, nos miramos mi acompañante y yo. No tardamos ni tres segundos en soltar la carcajada.
– Mejor nos ahorramos todo y te vas antes de que nosotros te “tumbemos” a ti – dijo mi amigo.
– Está bien, muchas gracias – contestó el asaltante amable.

Posteriormente se alejó y abordó a una mujer que iba pasando por la calle:
– Amiga, ¿me prestas 15 “varos” para mi camión?

Anuncios
comentarios
  1. danielagzn dice:

    Jajajaja de esos asaltantes rarísimos que hay en Guadalajara. A mí una vez uno me pokeó por la espalda y me dijo “Oye dame tus cosas” Yo, inmóvil. “Si no quieres que te haga… algo”. El sujeto era un vendedor de esos horribles chocolates Nikolo. La única arma que traía a la vista era su caja de chocolates. Yo me eché a correr por puro instinto, pero la verdad dudo que hubiera podido hacerme algo.
    Tu historia, sin embargo, se lleva mil veces el premio!

    Le gusta a 3 personas

  2. Coincido con Daniela. Este se lleva el premio mayor. Al menos tiene lógica y educación (y evita la fatiga)

    Le gusta a 1 persona

  3. 😀 😀 😀 Yo, solo por su discurso, creo que le hubiera dado algo. ¡Vaya tipo raro!

    Le gusta a 1 persona

  4. Rosa Glez dice:

    jajajaja me sé un par de historias de asaltantes amables, como la de uno que hasta ayudó a la señora a bajar sus compras del súper antes de llevarse el carro. Pero el tuyo es comiquísimo. La manera de exponer su argumento me mató de risa. Menos mal que todo salió bien y sin violencia. ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s