… y sin embargo llegas

Publicado: 16/04/2015 en Poesía
Etiquetas:, , , ,

… y sin embargo llegas,
llegas de pronto,
te apareces sin previo aviso,
sin tomar en cuenta que ya no soy el mismo,
aquel chiquillo ingenuo que te miraba tiernamente.
… y sin embargo, a pesar de conocerme, no sabes quien soy,
y si lo sabes… no sabes lo que siento,
que me cautiva tu sonrisa y tu mirar,
tu voz a la hora de hablar.
… y que lo nuestro no puede ser por otros motivos,
entre ellos la edad,
el qué dirán y… sin embargo llegas,
a instalarte como inquilina
en mi corazón y en mis sueños,
pues solamente ahí tienes hospedaje de por vida…
y he disfrutado con el tormento
de mirarte ayer de nuevo,
oh querida ________ no te has dado cuenta y… sin embargo, así tú… llegas.

Anuncios
comentarios
  1. Me gusta el juego de palabras que haces. Inquilina significa que ese algo no es suyo, pero que está ahí, ya sea porque no se le puede sacar o porque paga lo necesario para no irse. Así que, pese a que al final dice “no te has dado cuenta y… sin embargo, así tú… llegas”, el que llegue es más una confirmación de su temporalidad, pues si llega, se puede ir. Es curiosa la contradicción, pues, casi paradojica, que se vive en el “amor”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s